Ansiedad y "el cerebro reptiliano"

665 46 31 00
Ansiedad y "el cerebro reptiliano"

El conocimiento del cerebro y sus funciones puede servir como una herramienta para aumentar la resiliencia ante situaciones de estrés. Por ello, desde el sector de psicología adultos en Málaga, te ayudamos a entender esta dolencia. 

El cerebro es un "sistema adaptativo complejo" ; es impredecible. Por ello, los expertos se basan en modelos simplificados de la realidad para su estudio. En el sector de psicología para adultos en Málaga se trabaja desde distintos enfoques.

El llamado "cerebro triunico" es uno de estos modelos y describe el cerebro humano desde el punto de vista del comportamiento dividiéndolo en tres capas; el cerebro límbico, el neocórtex y el cerebro reptiliano. El cerebro reptiliano, está formado por el cerebelo y el tronco encefálico, las áreas dominantes en el cerebro de los reptiles y de ahí el origen de su nombre. Estas zonas están implicadas en mecanismos de supervivencia, esto hace que el cerebro reptiliano sea considerado como el más primitivo de los tres. La segunda capa es el sistema límbico, implicado en las emociones y se le conoce como "el cerebro viejo del mamífero". El tercer nivel es el neocórtex, que nos permite imaginar, razonar y hablar. Ante un peligro, se inicia una señal en cascada desde el nivel superior al inferior, activándose el cerebro reptiliano. El resultado es una serie de reacciones fisiológicas frente a lo que se percibe como una situación de estrés (aumento del ritmo cardíaco, sudoración, etc.,) con el objetivo de preparar al organismo para defenderse o huir de un peligro real o potencial.

Desde Laura Rodríguez Psicóloga queremos hacerte ver que las sensaciones producidas por una situación de ansiedad son causadas un mecanismo de defensa o huida, puesto en marcha cuando el cerebro reptiliano toma el control para protegerte. Por tanto, tiene una función positiva para el organismo. Animamos a reconocer y comprender los estados de ansiedad para aprender a controlar el estrés.